Seguro que cuando has visitado nuestra clínica Davident en Villanueva del Pardillo, te has hecho preguntas de para qué sirven todas esas mangueras que vemos en el sillón de nuestra dentista Davinia. No te preocupes, en este blog te contamos cómo funciona nuestro sillón dental y te explicamos para qué sirven cada una de sus partes. Ya verás, ¡es más sencillo de lo que piensas!

Finalidad del sillón dental

En primer lugar, y antes de adentrarnos en la explicación de las partes del sillón, vamos a hablar de la finalidad del sillón dental. Además de intentar proporcionar la mayor comodidad al paciente durante su estancia dentro del gabinete, también tiene como objetivo facilitar el trabajo de los profesionales. Como en cualquier cirugía, el odontólogo ha de tener a mano todos los utensilios que va a necesitar durante el tratamiento al paciente. En este sentido, el sillón dental le ofrece una gran cantidad de herramientas al alcance de la mano… ¡y del pie!

Partes del sillón

Como hemos dicho, el sillón dental es donde el paciente se acomoda para que el dentista trabaje en la zona bucal. El sillón consta de las siguientes partes:

  1. En primer lugar, tenemos el cabezal, donde el paciente apoya su cabeza. El profesional lo ajusta a la altura de cada paciente.
  2. A continuación, tenemos el respaldo, que siempre ha de tener la parte baja más ancha que la parte superior.
  3. Más abajo tenemos el asiento, que debe ser firme, cómodo y antideslizante.
  4. Por último tenemos el reposapiés, que también deberá ser antideslizante.

Nuestra auxiliar de clínica se ocupa de higienizar y desinfectar el sillón tras cada uso.

Sistemas conectados al sillón

Podemos definir el brazo del sillón como el “área de trabajo” del dentista. Consta de una bandeja desinfectada donde el odontólogo coloca los diferentes instrumentos que vaya a necesitar durante el tratamiento. También incluye un sistema de mangueras, que incluyen una cámara intraoral, un ultrasonido o una turbina para insertar las fresas, entre otros. Además, incluye una jeringa de agua, aire y spray.

Nuestro sillón dental y su brazo

Además del brazo, también tenemos el pedal del sillón, que sirve para activar las funciones del sillón y los instrumentos rotatorios que el odontólogo haya conectado a las mangueras. Al deslizar el pie por el pedal, nuestra dentista activará el instrumento conectado a la manguera, y al pisar la manguera eyectará agua.

Todos los equipos tienen un sistema de aspiración, que sirve para aspirar la saliva o el agua que haya en la boca del paciente. Muchas veces, el líquido puede entorpecer la visión del dentista, por lo que una buena aspiración es clave.

La lámpara es ajustable y con una luz indirecta, es decir, que la luz se refleja primero antes de llegar a la boca del paciente. Esto hace que la luz sea más uniforme y además, permite que se cansen menos los ojos de nuestra odontóloga.

lámpara de luz indirecta de Davident
Nuestra lámpara de luz indirecta

En nuestra Clínica Davident, como contamos con la última tecnología digital, nuestro sillón también está conectado a una pantalla donde el odontólogo puede ver radiografías, TACs y otras ayudas digitales, para poder realizar cirugías de máxima precisión.

Finalmente, hay una escupidera y un grifo donde el paciente se podrá enjuagar y ¡estará listo para irse!

La próxima vez que visites nuestra clínica, acuérdate de fijarte en todos estos elementos, y ¡no dudes en preguntar a nuestro equipo si tienes alguna duda!