Mantener una buena higiene oral ayuda a que los dientes se vean blancos, pero a veces es necesario recurrir a un dentista profesional que nos ayude a perfeccionar nuestra la apariencia de nuestra dentición. El blanqueamiento dental es uno de los tratamientos estéticos de la boca más demandados en la actualidad.

Existen muchos mitos asociados al blanqueamiento dental pero, ¿sabes qué hay de verdad en este tratamiento?

El esmalte dental y el blanqueamiento

El blanqueamiento dental, al igual que cualquier otro tratamiento, ha de estar supervisado por un profesional con experiencia. Siendo así, el esmalte no sufrirá ningún daño.

Las encías y el blanqueamiento

Las encías no se ven perjudicadas por el blanqueamiento dental, aunque pueden aparecer irritaciones en la zona a causa de una aplicación incorrecta del producto blanqueante. No obstante, en caso de que apareciera dicha irritación, incluso a partir de una correcta aplicación, el profesional podrá revertir la situación en poco tiempo.

Duración del tratamiento

El tratamiento no dura para siempre, pero su duración depende especialmente de los cuidados y de los hábitos de higiene de cada persona. Eliminando sustancias como el alcohol y el tabaco, y manteniendo una buena higiene dental, será posible aumentar la permanencia de los resultados.

Remedios caseros para blanquear los dientes

Elementos caseros, como el bicarbonato o el limón, pueden crear un falso resultado de blanqueamiento, pero también pueden tener un efecto nocivo en los dientes si se utilizan de forma continuada y abusiva. La mejor solución es consultar siempre a un especialista.

¡Visítanos y disfruta de una sonrisa más bonita!