Una pregunta que todos los padres se hacen – en especial los primerizos – es: ¿cómo cuidar la boca de mi bebé? Es muy importante saber responder a esta pregunta. De hecho, asegurarnos de que nuestro bebé goza de un buen cuidado bucodental facilitará el desarrollo de una boca sana cuando sea adulto.

Para los neonatos, tras cada toma, se debe introducir el dedo índice limpio – preferentemente con un dedal de silicona – dentro de la boca del bebé y limpiar cualquier resto de leche. Esto se debe hacer con movimientos circulares y muy suaves. Si no se dispone de un dedal de silicona, podremos usar una gasa o paño húmedo.

Al salir los primeros dientes, deberemos seguir haciendo el mismo proceso, esta vez pudiendo utilizar además un cepillo de dientes especial para bebés. En esta etapa las bacterias generadas en el proceso de fermentación pueden perjudicar el esmalte. Por esto se recomienda seguir con el cuidado de la boca de nuestros pequeños durante esta etapa.

Cuando ya ha cumplido un año, deberemos introducir el cepillado de todos los dientes con un cepillo de bebes con cerdas suaves. En esta etapa podremos introducir la pasta de dientes fluorada, pero ¡solo el equivalente a un granito de arroz! Ya cuando salgan las muelas y el bebé empieza a masticar, podremos usar seda dental para limpiar la boca por la noche.

Formas correctas de cepillar los dientes de nuestro bebé

  • Utilizar un cepillo de cerdas suaves
  • Usar, como mucho, el equivalente a un grano de arroz de pasta fluorada
  • Usar movimientos desde la encía hasta el borde del diente
  • Cumplidos los dos años, se permitirá y animará a los niños a que se empiecen a cepillar solos. Así se irán familiarizando con el cepillo, la técnica y sobre todo, cogerán el hábito de cepillarse los dientes tras cada comida para que terminen siendo responsables con su salud bucal cuando sean más mayores.

En Davident, podemos ayudar a tu bebé

Nuestra doctora Davinia Gabán está acostumbrada a tratar con los más pequeños. En sus labores de odontopediatra, está acostumbrada a informar y educar a padres y madres sobre el cuidado de la boca de los más pequeños.

Además, durante la fase de los «dientes de leche», es muy importante realizar revisiones periódicas y asegurarse de que los dientes definitivos no tengan problemas al salir y no haya problemas de alineamiento o posición.

Visita nuestra página de Odontopediatría donde hablamos sobre algunos de los tratamientos disponibles para el cuidado de la boca de los más pequeños.

Y no lo olvides…¡tú eres un elemento clave en el cuidado de la salud bucal de tu bebé!