En esta entrada de nuestro Blog Davident te vamos a explicar cómo afecta el azúcar a tus dientes. En estas fechas que se acercan, es muy común que comamos dulces con mucho azúcar. El consumo excesivo de azúcar, además de poder desencadenar otros efectos negativos para nuestra salud como la diabetes, puede hacer que nuestros dientes y boca se resientan. Aquí van algunos conceptos básicos, pero si tienes cualquier duda no dudes en visitar la clínica Davident en Villanueva del Pardillo.

Azúcar en los dientes

Efectos del azúcar en nuestros dientes

En primer lugar, cabe destacar que el azúcar – en si mismo – no es el causante directo de las caries, pero tiene una relación muy directa con ellas. Nuestra boca está plagada de bacterias (no te asustes, todos las tenemos!). Estas bacterias se nutren de azúcar, por lo que se reproducirán con mayor facilidad al consumir azúcar en exceso. Al cepillarnos los dientes, usar hilo dental y enjuague bucal, eliminamos estas bacterias, pero si no tenemos una buena higiene oral, se irán acumulando entre nuestros dientes.

Estas bacterias de nuestra boca producen naturalmente un ácido, que además se produce más fácilmente al consumir gran cantidad de azúcar. Este ácido ataca a nuestros dientes, empezando por el esmalte. El flúor y calcio de nuestros dientes nos protege naturalmente de este ácido, pero si no se cepillan bien los dientes este ácido acabará provocando un agujero. En él se acumularán más bacterias que producirán más ácido hasta que finalmente el agujero se convierte en caries. Si no se trata por un especialista, el agujero puede llegar al nervio del diente, provocando mayores complicaciones.

Además, la placa bacteriana que se acumula puede provocar irritación de encías, desencadenando gingivitis e incluso en casos más complejos, la encía puede llegar a retraerse y perder el diente.

Cómo prevenir los problemas dentales

  • Como te hemos recomendado en artículos anteriores, lo más importante es que tengas un buen cuidado bucal, cepillándote los dientes, usando seda dental y enjuague bucal tras cada comida, poniendo especial atención en estas fechas donde el consumo de azúcar se dispara.
  • Estate atento a cualquier indicio que presente tu boca: sensibilidad, dolores en algún diente, enrojecimiento o inflamación de las encías y acude a tu dentista de confianza en cuanto tengas algún pequeño síntoma.
  • Por último, es muy importante que acudas a tu dentista cada seis meses para una revisión. Hay acumulación de bacteria y pequeños agujeros que pueden encontrarse en los huecos entre los dientes y solamente serán perceptibles con una exploración de un profesional dental. En Clínica Davident estaremos encantados de revisarte gratuitamente.

Desde Davident te deseamos unas felices fiestas y que disfrutes de algún que otro dulce, ¡pero no olvides limpiar bien tus dientes y tu boca al terminar!